¿Hasta qué punto los medios forman la opinión pública?

Una institución, un ente regulador de los tres poderes del estado. Así es considerado el periodismo, como un cuarto poder.

La opinión o la postura de un medio de comunicación tiende a manifestarse en el punto de vista que se tenga referente a ciertas cuestiones y lo defiende o se opone a lo que ha oído o escuchado.

La población tiende a escuchar la opinión de los demás para sacar sus propias conclusiones. Por esta razón, es difícil saber con certeza hasta que punto la opinión pública se ve influenciada por la prensa.

En siglos pasados, trovadores y pregoneros fueron narradores ambulantes, los primeros en dar información al pueblo anunciando los sucesos más resaltantes. En la actualidad, millares de personas tienen acceso a la información con mayor rapidez y dispone de varios medios para hacerlo.

Los encargados de manejar la información tienen la gran responsabilidad y la obligación de presentar los hechos de manera objetiva. Millones de personas se informan a diario, ya sea a través de los periódicos, Internet, noticieros televisivos o radiales, o de manera directa por medio de otras personas.

“La lectura del diario condiciona nuestras actitudes, nuestra conducta e incluso nuestras convicciones fundamentales”_ (1)Fueron palabras de Dieter Offnhäusser, de la comisión alemana de la UNESCO. Por otra parte, August Von Schlözer, historiador y periodista alemán de fines del siglo XVIII, afirmó que necio es aquel que nunca lee el periódico y más aún quien siempre le hace caso.

Del mismo modo en que un libro o una película pueden influenciar en nosotros, con más fuerza lo haría algo real y actual que nos afecta, en algunos casos, de forma directa. Los medios transmiten estos sucesos y en ello encontramos un producto que ha pasado por un estricto control de lo que se hará o no se hará público. De esta manera, la información se ve reducida a la dudosa idoneidad de unos pocos que deciden qué será importante y cuáles son los hechos que las personas no quieren o del cual no deben tener conocimiento por haber intereses económicos o estratégicos de por medio.

Los periódicos han influenciado significativamente en la cultura, la política, la economía, etc. desde su aparición han tenido una gran aceptación por convertirse en un medio fundamental e indispensable para informarse día a día.

El periodismo puede arruinar la reputación de cualquier persona o empresa divulgando escándalos o temas privados. Las noticias que contenga hechos de violencia y crueldad, aumenta en las personas el miedo y por ende, el sentimiento de inseguridad crece a la medida en que son producidas y expuestas.

Las campañas de manipulación como en la Alemania Nazzi, donde se difundían con el fin de sacar provecho y beneficio personal. Pintaban un cuadro siniestro en la que el enemigo era una especie humana degradante y crueles, por esta razón, la población, al participar en las batallas lo hacían con odio y pánico. Por otra parte, denigraba lo religioso, a los creyentes y a las personas homosexuales de quienes se escribían falsedades para persuadir el concepto de la opinión pública.

Como estudiante de la carrera de Ciencias de la Comunicación bien sé que es posible desacreditar o dar mayor énfasis a ciertos temas o acontecimientos dependiendo de los beneficios que esto generará. Por ejemplo: Dar mayor importancia a la negligencia de los guardicárceles al escaparse un prisionero y restar importancia a la carente infraestructura del penal y la falta de más oficiales. De esta manera, el que consume esta noticia tendrá el concepto de que los guardiacárceles tienen toda la culpa y son los únicos responsables de la fuga del reo.

No resulta muy difícil tergiversar la información, por ello se debe contar con una postura frente a los medios que influyen en nuestro modo de pensar y concebir la realidad y a los problemas que se nos presentan a diario. Afirmar que uno no es vulnerable a esto es negar su participación dentro de la sociedad. Es imposible no caer en deducciones erróneas al contar con tantos hechos repetitivos que se nos presentan como algo inevitable. Contar con un criterio propio sería lo adecuado e ideal para no depositar toda nuestra confianza en los medios y dejarnos guiar por ellos.


(1) DESPERTAD,revista.Director:Augnsto Dos Santos.Impresión Associaçäo Torre de Vigia.Säo Paulo, Brasil.octubre 2005 pp.3/9

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s